María Luisa Ginesta escribe con gracia y fluidez este libro testimonial, en el que recorre y comparte experiencias, memorias y reflexiones con la sabiduría de quien no pretende pontificar sino solo abrir las puertas del sentido de lo que se vive. Ginesta escribe entablando un diálogo con su lector, uno tácito, ese que surge cuando comparte lo que sabe, piensa o cree. Editado con cuidado y excelentes ilustraciones de Alejandra Giordano. Este es su primer libro y uno ya puede anticipar que no será el último. 

 

Javier Edwards Renard

Mi querida escritora:

Te escribo un mail para expresarte en forma más larga el deleite y la emoción que me produjo leer tu libro. Te felicito de todo corazón.

Me pareció extraordinario. Has construido una obra, que a ratos sentí como un gran tapiz, con tu valiente y profunda auto indagación y auto observación de tu vida, dolores y misterios.  Y todo dicho de una manera tan díafana, cándida e inmensamente femenina.

Es un libro para mujeres.... y también hombres para que de verdad nos comprendan... y para mujeres.  Tus búsquedas, tu estilo del relato, tu transparencia afectiva me encantaron.

 

Carmen Vergara L

Chica querida:

Acá estoy en cama todavía, leyendo cada palabra, y viendo tanto sentido en lo q escribes. Preguntándome si he usado siempre mi llave?? O si a veces he preferido dejarla en mi bolsillo …

Has recorrido un largo camino, el que merece toda mi admiración. Gracias y gracias por permitirme ser parte de ese recorrido.

 

Claudia Reyes

Estoy a punto de terminar tu libro, con una especie de nudo en la garganta, caminado tus pasos como propios, porque “lo son”, y supongo que es eso lo que me tiene así de emocionada, un saborcillo de pena y admiración por estas niñas abusadas que traemos dentro.

Gracias, gracias, gracias.

La cagóooooo!!!!

Realmente la raja!!!!

Bello!!!!!

Lo amé, o sea... te amo!

 

Claudia Neumann

Lo termine eso que sali en la mañana y tuve un almuerzo

Lo disfrute mucho, a mis ojos una historia de amor, valentía y apertura de consciencia.❤

 

Matilde Bofill

Chica, estoy gozando La Llave!!!!!!!! Es tan emocionante leerte, fascinante escuchar a Mariana!!!! Maravilloso!!

 

Karen Rudloff

Querida Chica,

Te agradezco mucho el mensaje que transmites y no me cabe duda que ayudaras a muchos lectores con tus páginas amigables, cálidas,  amenas y llenas de tu generosidad, para contar tan sutil y profundamente, en este relato que fue como conversando en vivo y en directo pedacitos y retazos de tu vida...

Gracias infinitas por ser un modelo a seguir y por darme la llave y el impulso para abrir las tantas puertas que me quedan por abrir...

 

María Teresa Ketty Fernandez

Me devore tu libro ayer! Estuve sentada en mi cocina ayer por 3 horas preparando un ollon de mermelada de damasco. Así es que como no podía hacer otra cosa que revolver la olla para que no se pegue, me leí el libro entero! Me lo devoré! Está precioso! Está todo tu amor, tu dulzura... me encanto, me encanto, me encanto!

 

Monica Farias

Releí tu libro ya editado.... que maravilloso regalo me diste.... que revelador fue leerlo ahora desde el conocimiento que tengo también de mi.... que grandísimo aporte para todas quienes vivimos una experiencia similar.... ❤❤❤

 

Marlene Lobos

Acabé! Me quedé en la página 147, literalmente: no fui capaz de leer más en todos estos días, ni de "La Llave" ni de ningún otro libro. He estado posando y preguntándome sobre esas primeras 147 páginas. Hoy me he sentado en mi sitio favorito y he vuelto a empezar desde el principio. Me gusta muchísimo y me lleva hasta ti y hasta mi interior al mismo tiempo. Tengo que seguir pensándolo y repensandolo, ya te dije que no es libro de leer a la ligera, tiene que seguir calando aún un tiempito...

Ya lo acabé! Lo he leído del tirón esta tarde. En vez de seguir desde la 147, lo he vuelto a empezar. Un gustazo!

 

Merche Bodega, España

Estoy disfrutando la llave! Cómo que quiero no parar de leer y a la vez no quiero que termine!

Hasta me callo la llave en el pecho leyendo un capítulo!

Para abrir una puerta que tenía cerradisima..... hasta olvidada.... y muy necesaria de abrir!

Pero cuando te digo que callo en mi pecho es literal.... se soltó y callo!

Cómo obra de magia!

 

María Teresa Moreno

Madre mía!

Me lo devoré!!

No podía parar de leer

No tengo palabras

Gracias x haber compartido tu historia ❤

Claramente ayudarás a muchas mujeres a usar sus llaves

Me emocioné

Me reí

Lloré

Te escuchaba hablar a cada rato

 

Almudena Morell

Desde que llegué a Coquimbo por fin he podido pasar tiempo a solas con la llave...me corren las lágrimas al saber q se siente en tu sentir...y al ver q somos todas distintas y tan parecidas..gracias x compartir tu puerta..tu Mariana y a tu abusador ..a los q yo llamo Maestros oscuros..maestros pq ..nos golpearon y a la vez enseñaron esa fortaleza y sensibilidad ...no sé si sería distinta..sin esa experiencia...las lágrimas me muestran hoy mi escoger...y aquí comenzando de nuevo agradesco tu compañía y la de Mariana frente a mi carta la torre...y visualizo esperanzada mi futuro..mi gata reposa a mis pies...la vida!!! Gracias bella...

 

Linde Guzman

...hay muchas párrafos con los que me siento super identificada.. Además he descubierto cosas sanadoras en el libro... Te cuento ademas que la amiga que lleve a la presentacion del libro estaba como detenida en uno de sus proyectos porque ella tambien escribe. Es una artista en muchos sentidos y le faltaba el impulse, la motivacion y tu la inspiraste, la motivaste, entonces ahora esta de lleno terminando su libro y eso te lo debo a ti porque vio que se podia!

 

Maritza Noriega

Leído, ........asombrada, disfrutado

Interesantísima la forma del relato, los diálogos fascinantes con Mariana; muy interesante los cambios de tiempos y el análisis dese todo punto de vista del abuso. Te aplaudo por la conclusión pero no puedo dejar de sentir tu angustia, dolor, confusión entre el abuso, problema con tu amiga y tu desesperación con la construcción del frente. Éxito seguro.

...

Lo encontré buenísimo y la segunda vez lo leí con más calma y más me gustó.

 

Carmen Bascuñan

Al fin tengo un ratito tranquila para decirte que me encantó el libro!!!!

Ademas de volver atrás muchas veces, efectivamente me  dejó llena de inquietudes y preguntas que nunca me habia detenido a pensar... Gracias amiga por darme la oportunidad de conocerte aún mas e invitarme a conocerme y crecer yo...

Me gusta lo real para uno...  es por eso que invita a hacerse preguntas!!!!!

Un abrazo muy apretado igual al que sentí al terminar la lectura de tu libro.

 

María Loreto Rojas

 

 

Chicaaa

Qué onda lo buenooo.

Me devoré los veinte minutos que tenía antes de salir a maquillarrr

Qué bien hecho y cuanto cariño hay adentro.

Me emocioné.

Y estuve con los pelos de punta un rato.

 

Antonina Serrano

Me sorprendió tu libro!! Muy entretenido y como no tenía idea de que iba uf!!

Que buena manera de sanar y de compartir, entretenido leerte.

 

José Illanes

Hola, estoy leyendo el libro me encanta por hacer reflexionar y ahora entiendo algunas cosas, hay muchas reflexiones, aunque una que me hizo ruido es que al día de hoy tenemos un Montón de chilenos sintiéndose y viviendo como víctimas. Lo término y dps lo voy a reflexionar más, ya que me dieron reposo por una hernia y otras cosas así que tiempo tengo para leerlo por una segunda vez.

 

Pia Corral

 

 

"La llave" de María Luisa Ginesta, que podríamos llamarla su "ópera prima", de la que nos sentimos orgullosos de haber publicado, porque su contenido es un desborde de sentimientos, emociones y sobre todo literatura. Cada recorte de su texto no vuelve vacío, sino que deja en nosotros sabías reflexiones que nos hacen sentir lo incomprensible que es todo y en ese caos la vida se da maravillosamente, amén de sufrimientos y dolores.

Puedo dar fe que esta hermosa edición también se debe a la tenaz intervención de la autora en cada uno de sus detalles, que demuestran un gran gusto estético, moderado y elegante, incluyendo las hermosas ilustraciones de Alejandra Giordano. La vida, en fin, está hecha de eso: finos detalles.

 

Alejandro Miguel Pérez Sáez

Editor General

Rialstat Editores